El Deportivo Laferrere llegó a Los Polvorines para enfrentar a San Miguel, recientemente ascendido a la categoría, que contaba con dos victorias de local en su haber (Def. de Cambaceres y San Martín de Burzaco, los únicos partidos que jugó en esa condición).

Formaciones:

SAN MIGUEL: Néstor Acosta, Patricio Bernabé, Matías Palavecino, Guillermo Baez, Emiliano Ponti, Franco Fiscella, Sebastián Brown, Santiago Coronado, Cristian Ortíz, Ariel Carreño y Luciano Pons. DT.: Patricio Hernández.

DEPORTIVO LAFERRERE: César Monasterio; Gabriel Barassi, Pablo Nieva, Carlos Madeo, Arturo Ordano; Juan Manuel Coassini, Juan Pablo Montuori, Néstor García; Maximiliano Mallemaci; Bruno Rodríguez y Gustavo Fernández ( 4-3-1-2). DT.: Sergio Quiroga.

Cambios: Sebastián Pérez x Gabriel Barassi, Leandro Witoszynski x Maximiliano Mallemaci y Adrián Castro x Juan Manuel Coassini (Laferrere), Olid Apaza x Ponti, García Alonso x Franco Fiscella, M. Aritto x Cristian Ortíz (San Miguel)

Goles: 3′ PT, 38′ ST, Gustavo Fernández (Laferrere), 3′ ST. Cristian Ortíz (San Miguel), 10′ ST. Bruno Rodríguez (Laferrere).

Amarillas: Pablo Nieva, Gabriel Barassi, Carlos Madeo (Laferrere), Ariel Carreño, Santiago Coronado, Sebastián Brown (San Miguel).

Expulsados: 16′ ST. Ariel Carreño (San Miguel).

Síntesis:

En el amanecer del juego Laferrere tuvo su primer situación clara. A los 3 minutos, tras pase largo de Barassi (otro muy buen desempeño) Gustavo Fernández recibió en el área, aguantó la pelota y con un remate cruzado decretó la apertura del marcador. Un gran gol de un encendido “Tortuga” Fernández. Laferrere no se había acomodado aún pero con gran contundencia sorprendió al local, que no podía menos que salir a buscar el arco custodiado por Monasterio. Lafe se fue soltando y con control de la pelota ganó terreno en la mitad de cancha. Así llegó un muy buen centro de Ordano (una de las figuras indiscutidas y el de mejor rendimiento individual del equipo hasta el momento) que capitalizó Coassini por derecha y habilitó la entrada de Montuori quien definió con cara interna a colocar al segundo palo de Acosta (iban 19 minutos). Un golazo por definición y concepción colectiva. San Miguel no podía armar juego y se aproximaba al arco Villero, más por empuje que por elaboración, con centros y pelotas paradas sin profundidad. Era un contraste de rendimientos, San Miguel daba muchas ventajas en relación al rendimiento del Verde de Matanza. Así el “tortuga” pudo haber concretado un nuevo gol con un remate cruzado, tras pase de Bruno Rodríguez, luego de una mala salida del local en el fondo (32′ PT). A tres minutos del final de la primera parte, Maximiliano Mallemaci condujo una muy buena jugada por izquierda. “Semilla” con pelota dominada armó una pared con Coassini, recibió y jugó en pared con Fernández y al recibir nuevamente, antes de rematar y en el área, le desviaron la pelota al córner (gran muestra de fútbol). El primer tiempo se iría con un Laferrere contundente, ganando merecidamente 2 a 0.

Una vez más Lafe no arrancó bien el segundo tiempo (así, verbigracia, el gol de Argentino de Quilmes a los 8 segundos, la expulsión de Cafferata a los 6 minutos por Copa Argentina). En esta ocasión, a los 3 minutos, una falta al borde del área le permitió a Ortiz ejecutar en gran forma un tiro libre para decretar el descuento. Con todo salió el Trueno Verde que cuatro minutos más tarde llegó al área de la mano de Pons, quien peleó la pelota y lanzó un centro que Néstor García rechazó casi en el área chica. Lafe, no obstante, siguió apostando a ganador. Así llegó un centro de Néstor García desde la esquina derecha y, luego de una desinteligencia en defensa, Bruno Rodríguez arremetió empujando la pelota para el tercer gol de Lafe (su primer gol en el club, gran grito y desahogo del delantero). En esos minutos el partido se hizo de ida y vuelta. Apenas dos minutos del gol de Bruno, Pons recibió cerca del área una falta de Madeo (quien fue amonestado) sancionada por Benítez. Así, un nuevo tiro libre de Ortíz (el más inquietante del local) salió muy cerca del palo de Monasterio (iban 14′ ST.). A poco de ello vendría un punto de inflexión para el local. Carreño se iría expulsado por esceso verbal luego que fuera amonestado por una falta en la mitad de la cancha. A partir de allí se vio un San Miguel fastidioso e impotente, superado concretamente por Laferrere. A pesar de ello, San Miguel tuvo una jugada clave. Un muy buen cabezazo de Baéz de pique al suelo exigió a Monasterio quien, sin rebote, respondió con una atajada excelente.

Desde la expulsión de Carreño Lafe tuvo aún mayor circulación de pelota y manejó los tiempos. Así, a los 29′ Bruno Rodríguez definió por encima del travesaño una pelota que le quedó picando a 30 metros aproximadamente.

Finalmente llegó un nuevo gol del “Tortuga” para sellar definitivamente el encuentro. Se inició la jugada con “Wito” en combinación con el ingresado Castro, “Api” habilitó a Bruno por derecha, y el delantero asistió a Fernández para marcar el cuarto gol para la goleada.

Fue un gran victoria de Laferrere con una muy buena actuación del equipo en líneas generales. El Villero ofreció su mejor versión en el campeonato. Con personalidad, contundencia y juego (se propuso siempre jugar) Lafe superó ampliamente a San Miguel. Con cuatro goles que “tronaron” fuerte en Los Polvorines, Laferrere obtuvo sus primeros tres puntos con una contundente producción.

 

Juan Manuel Quiroga

Fotografía: Víctor Hugo Contreras/Unidos x Laferrere

Departamento de prensa y marketing (PMKT*)


ETIQUETAS |