Luego de igualar en tres tantos el encuentro de ida en Magnasco y Rodney, el Deportivo Laferrere tenía que afrontar el duelo final en el Bajo Flores con la premisa de siempre y por un lugar en la final del reducido.

Desde el inicio el duelo se tornó parejo, intenso y disputado. Una mala entrada a Marzoratti, no sancionada con rigor, denotaba la dureza del encuentro. En el minuto 17’ un centro y un cabezazo de Coassini exigió a Cabral. El juego se volcó hacia la paridad y las faltas y amonestaciones estaban en el orden del día en ambos equipos. Apenas pasada la media hora de juego, Carrizo recibió por izquierda, encaró en vertical, y con un remate exigió a Monasterio quien respondió bien mandando el balón al córner. El final del primer tiempo siguió marcado por la igualdad en el marcador y en el juego.

Al comienzo del segundo tiempo (Blanco ingresó por Marzoratti) la fricción continuó pero fue Español, más por empuje que por fútbol, el que logró el único gol del partido en una jugada donde la “caprichosa” le quedó justa a Carrizo para que definiera a colocar al gol. Lafe tenía la obligación de salir a buscar el empate y desde el banco los cambios no tardaron en llegar. Al ingreso de Blanco se le sumó “el Tortuga” Fernández y “la Vieja” Moreno para buscar revertir la situación y el juego. Un remate de Coassini cerca del palo y algunas pelotas detenidas fueron lo más peligroso del equipo luego del gol “gallego”. En tanto, el local tuvo la oportunidad de ampliar la diferencia a partir de contraataques no bien resueltos por impericia españolista como impedidos también por mérito de Monasterio. Lafe intentaba imponerse en el juego en busca del ansiado empate pero lamentablemente nada de eso ocurrió, el Verde no pudo lograr el fútbol y la profundidad creada en todo el año y el marcador no cambió hasta el final.

Se culminó una temporada cuyo primer semestre estuvo marcada por la tragedia de Héctor Sanabria, la transición directiva e institucional, las obligaciones de pago, el mal momento futbolístico, y la enfermedad del Director Técnico. A pesar de dichas dificultades, la comisión directiva presidida por el Sr. Gabriel Guzmán decidió apoyar y mantener el proyecto futbolístico en cabeza de Sergio Quiroga (otras instituciones hubieran optado por desmantelar el plantel en la primer rueda). “Chinchu” y su cuerpo técnico supieron cómo afrontar la situación, convencidos como nadie en un plantel que penaba en las últimas posiciones. “Vengo por la gloria” les dijo el DT a sus dirigidos en su primera charla cuando el equipo no había ganado aún en el torneo. Tiempo después, con trabajo y sacrificio, llegó una recuperación histórica y Laferrere clasificó al reducido. Es cierto que no fue el mejor desenlace, pero cuando se trabaja bien debe apostarse al largo plazo pues, sin duda, los resultados llegarán. No debemos olvidar que este equipo es el mejor ubicado de la segunda rueda del 2014 y el próximo torneo afrontaremos un campeonato corto donde habrá un campeón en 5 meses.

Este plantel y cuerpo técnico alzaron un sueño y ganaron altura. Apostar al futuro es apostar al presente. Entonces sólo así, y todos juntos, llegaremos al objetivo.

Crónica: Juan Manuel Quiroga / Fotografia: Emiliano Alvarez
Departamento de Prensa y Marketing (PMKT*)

Imágenes del partido

  

 Más imágenes del encuentro en Emiliano Fotografía