CLUB SOCIAL Y CULTURAL SPORTIVO LAFERRERE,  EL NACIMIENTO DE UN GRANDE

A fines de la década del 40 y principios del 50 el deporte está en pleno auge. La política peronista de privilegiar esta clase de actividades (ej: campeonatos Evita) permite el nacimiento de muchos clubes: Deportivo Morón, Deportivo Italiano, Deportivo Español, Brown de Adrogué, Deportivo Merlo, General Lamadrid, Sacachispas, Fénix, Ferrocarril Urquiza y Juventud Unida. Laferrere ve crecer instituciones como Glorias Argentinas, Vicente López, Alumni, 25 de Mayo y Liverpool, surgidas entre 1949 y 1955.

La colectividad italiana radica en la zona desde 1954 y algunos argentinos, expresan su deseo de formar un equipo de fútbol. El grupo integrado entre otros por José y Antonio Parisi, Roque Leoncini, Américo Vigas, Ismael Etcheverry, Antonio Narciso, Alejandro Cruz, Francisco Biafora, Quico Robledo, Juan Carlos Enríquez, Hugo Valdez y el “Nene” Ortiz se ponen de acuerdo, pero resta definir el color de la camiseta. Punto de conflicto, porque cada uno pretende que el nuevo club adopte los colores de su favorito. Para evitar roces, se resuelve que sean los mayores los que aporten la solución.

Luego de varias reuniones sin acuerdo, se le encarga a la suerte la decisión y se procede a un sorteo, aportando cada uno el nombre de su institución preferida. Resulta ganador José Parisi (Independiente).

Salvado el problema de los colores, ellos mismos disponen los fondos para comprar las camisetas. Cada uno cuida la suya y en señal de guerra la lleva atada a la cabeza para los partidos desafío (nunca juegan torneo oficiales).

En 1956 comienzan a jugar diariamente en los terrenos que circundan las calles donde hoy se ubica el estadio. El equipo “Independiente”, más conocido como el de “Los Tanos”, alarga las noches del café que Jacobo Neyman tiene en Magnasco y Rocha (hoy Rodney) germinando la idea de intervenir en la Liga Laferrerista. Para ponerle la firma a tanta intención, se comisiona a Deolegario Velasco. Allí surge la necesidad de formalizar una institución con sede que avale sus actos.

Tras varios debates en la carnicería que Ismael Etcheverry tiene en Coronel Isleños y Santa Catalina (hoy Obligado) y otras en la carbonería de Manuel Valdez, el 9 de julio de 1956 nace el CLUB SOCIAL Y CULTURAL SPORTIVO LAFERRERE.

LOS COLORES

Influenciado por el equipo de los Tanos, que vestían casaca roja, se propusieron esos colores para el club.
Quien estuvo de acuerdo fue el señor José Parisi, hincha fanático de Independiente de Avellaneda.
El resto de los integrantes de esa comisión, quería que se adopten los colores del club de sus amores. Por ejemplo Antonio Narciso y su querido Boca Juniors.
Se procede a un sorteo y ganan Parisi y el Rojo.
Cuenta Héctor Vanderper, (oriundo de Chacabuco, Pcia de Bs. As.) que en su pueblo natal defendía los colores del “Club Social”. Su camiseta era negra y amarilla.
La Comisión Directiva avaló esa propuesta, para evitar inconvenientes.
Delacha, tal como se lo conoce, jura que era por Peñarol, ya que ninguno de los integrantes de esa reunión tenía conocimiento de la existencia del Club Almirante Brown y por ende de sus colores.
Ante el inminente comienzo del campeonato, la Liga Laferrerense exige para los equipos de Primera y Tercera, dos juegos de camisetas, que el club, obviamente todavía no tenía.
El primero se consigue a través de Carlos Galván, a pagar en cómodas cuotas, cuyo diseño era verde y blanco a bastones verticales muy finitos. El otro juego se compró en un local de la Capital Federal.

Se presenta el equipo, y como esos colores traen suerte en el debut, a partir de ese momento pasan a ser los colores oficiales del Club Sportivo Laferrere.
En la Liga Laferrerense de fútbol, el Club obtuvo sus primeros campeonatos ganados en 1962, 1965 y 1975.

EL NOMBRE

La reunión cumbre para nuestro nacimiento se efectuó el 20 de junio de 1956. Allí se fijó como fecha de fundación el 9 de Julio de ese mismo año.
Como siempre, cada resolución era minuciosamente estudiada. La designación del nombre del club, no podía ser la excepción.
En un primer momento se sugiere el nombre “20 de Junio”, por ser la fecha de dicha reunión. Tal idea se desecha cuando alguien recuerda a los presentes que contigua a González Catan, existe una localidad llamada así.
Defensores de Laferrere eligen unos; Independiente, otros.
Hasta que se planteó que la entidad por nacer debía llevar un nombre que sea representativo del lugar de origen. La influencia de la colectividad italiana residente en la zona desde 1954, hizo el resto fue así que la primera denominación fue: SPORTIVO LAFERRERE.
En 1978, con motivo de la inscripción en A.F.A. se adopto la nueva denominación: Club Social y Cultural Deportivo Laferrere.

EL SOCIO Nº 1

Para determinar al afortunado cuyo nombre ocuparía el primer renglón en el libro de asociados se recurre a un sorteo. El beneficiado es el Sr. Américo Vigas.
Vale aclarar que, este señor participó de aquella primera reunión, Pero no activamente en Comisión Directiva ni en ninguna de las actividades del club.
Quien figura con el número 2, es don José “Pepe” González, más adelante Presidente del Deportivo.

LA PRIMER COMISIÓN DIRECTIVA.

Cuando se reúne el grupo para fundar el club, se nombra a don Deolegario Velazco como Presidente de esa Asamblea, pero no consta en Actas como presidente de la institución.
La que aparece como primer Comisión Directiva figura en los libros de 1958 y fué presidida por don Ángel Alcaraz. El Vice Presidente, Deolegario Velazco.
El resto de los cargos se distribuyó de la siguiente manera: Secretario, Facundo Quiroga; Pro Secretario, Pedro Bistolfi; Tesorero, Alfonso Enríquez; Pro Tesorero, Manuel Valdéz; Vocales, Rufino Duete, Carlos y Domingo Bonano; y como Revisores de cuenta, Domingo Aquino y José González.

COMO NACIÓ LA SEDE.

La adquisición del terreno (donde actualmente se ubica la sede) no fue tarea fácil, teniendo en cuenta la nula posibilidad económica de los muchachos.
Aparece entonces en escena don Pedro Bistolfi, hombre de negocios de la época que realizaba operaciones con cheque frecuentemente.
Ofrece pagar con valores a un plazo determinado, y de esta manera, lograr algo de oxígeno para la devolución del dinero.
Se adquieren los terrenos y en un esfuerzo descomunal, se junta el monto que alcanza para cubrir ese cheque sin fondos.

El primer paso se había dado.

El Sr. Vanderper (hermano de Héctor “Delacha”) trabajaba en la firma Borward, ubicada sobre la calle Marconi, a pocas cuadras de la Ruta Nacional N°3 en Isidro Casanova.
Fue este señor quien inició los contactos con dicha empresa, para conseguir dos enormes cajones de madera. Vale aclarar que en aquel entonces los automóviles que llegaban al país, lo hacían embalados de esa manera.
Así se construyen la casilla, mesas y bancos de la flamante sede. La primera sede construida con maderas que se consiguieron en la Borward. Debajo, la sede actual.

LOS CAMPEONATOS NOCTURNOS

Cuando corría el año 1973, dos jóvenes emprendedores le ofrecen al Club la organización de campeonatos nocturnos: Alejandro Husaín y Hugo Voutat.
La realización del primer torneo dejó enseñanzas para los posteriores.
Ocurre que había equipos que se inscribían, luego desertaban y esto influía directamente en el normal desarrollo del mismo.
Por eso, a partir del siguiente, se comenzó a cobrar una seña a los participantes para garantizar su presencia. En el caso de no presentarse algún equipo, si los espectadores reclamaban, se les devolvía el dinero de la entrada.
El primero de esos acontecimientos contó con la presencia de 24 equipos.
Con el correr del tiempo, ese número se incrementó a ¡96! equipos, imaginen entonces, a tres partidos por noche y sistema doble k.o. cuanto duraban esos torneos.
Un verdadero éxito. Lo que motivó a la Comisión Directiva a premiar a Alejandro Husaín y a todos sus colaboradores, entre los que se encontraban, por ejemplo, su esposa, la señora Marta Noblía.
Vale recordar que toda esta gente, tenía sus ocupaciones personales y su escaso tiempo libre se lo dedicaban al club.
Era tal la transparencia de sus actos y honestidad, que muchas veces, no pudiendo gastar dinero para siquiera comer un choripán durante el evento, Husaín y familia, se retiraban a su hogar para cenar y luego retornaban a la cancha hasta el fin de la jornada. Todo un ejemplo que, con el paso del tiempo, nunca más se repitió…

ALGUNOS DE LOS EQUIPOS PARTICIPANTES.

El segundo campeonato tuvo 36 participantes:

DESAMPARADOS, CERRO PORTEÑO, ALUMNI DE CIUDAD EVITA, LOS CIRUJAS, ACADEMIA, LUCERO, OLIMPIA, ALUMNI, UNIÓN, 25 DE MAYO, VEMME, GONZALEZ CATÁN, JUVENTUD UNIDA, SACACHISPAS, OLIMPO, 12 DE OCTUBRE, ROCA, FÁTIMA, JUVENTUD DE TRASRADIO, ONCE CORAZONES, EL PORVENIR, CLUB LA ESTRELLA, SASO, YZA, VERDES ALDAÑEZ, CENTRAL NORTE, SAN CARLOS, GLORIAS ARGENTINAS, LA GAVITA, 9 DE JULIO, LOS MATREROS, LOS IRACUNDOS, LIGA, ESTRELLA DEL NORTE, BOTAFOGO Y LOS PINOS.

LAS DAMAS Y SU PARTICIPACIÓN

Las mujeres tuvieron un papel muy importante en la vida social del club en la década del sesenta; ya sea organizando rifas, vendiendo tortas, etc. para juntar dinero.
Tomando la idea de algunos clubes de Capital Federal, se realizaron picnic a la luz de la luna.
Fueron un éxito. Verdaderas multitudes se daban cita a la cancha marcando un hito para la época. Concurrían familias enteras con faroles para pasar la noche.
Con los fondos recaudados por esta Comisión de damas, se compra un generador eléctrico, entonces los picnic, se reemplazaron por bailes en la sede social.
Sólo dos mujeres a lo largo de la historia ocuparon cargos en alguna Comisión Directiva; Marina Gnagnarello, como pro tesorera, y Marta Noblía como vocal.

LA JUVENTUD AL PODER

En 1975 se elige Presidente a Sergio “Cacho” Díaz, quien quedó en la historia porque con solo 27 años, se convirtió en el más joven en ocupar ese cargo.
Durante su mandato Lafe obtiene otro título en la Liga local y la idea de Alejandro Husaín de afiliarse a la A.F.A. tomo más fuerza que nunca.

OTRAS ACTIVIDADES

En los primeros años de existencia se realizaban bailes, que se hicieron famosos en la zona.
Con la idea de incorporar nuevas actividades, de la mano de Jack Bolotchi y Carlos Richard se comienza a practicar básquet en el club.
La cancha se construye detrás del arco que da a la calle Magnasco y aún hoy debajo de la tribuna quedan restos de ella.
Junto a esa cancha hubo piletas de natación, (plásticas, de color azul) utilizadas por los socios.
En los primeros años de existencia se realizaban bailes, que se hicieron famosos en la zona.

LOS PROFESIONALES

En 1978 se afilió a la Asociación del Fútbol Argentino y comenzó a disputar el torneo de Primera D Argentina.
Bajo la presidencia de Héctor Vanderper y la dirección técnica de un histórico: Marcelino Perón el primer partido se juega en cancha de La Liga de Laferrere con Victoriano Arena, el 11 de marzo de 1078. Dicho partido lo gana Deportivo Laferrere 4 – 0, convirtieron para Laferrere: Carlos Luna (2) y Hector Córdona (2).

lafe_fundacion

Reseña Futbolística.                                              Paseá por la historia del club en imágenes.

  banner-620-x-100-MUSEO